Increíble pastel de koala casero

Hice una gran losa de pastel blanco y un par de pasteles de chocolate de diferentes formas. Al cortarlos y juntarlos, pude obtener la forma general del pastel de koala.

Usé glaseado comprado en la tienda (no es de gran sabor, pero es fácil de trabajar y ahorra tiempo) que teñí con colorante para alimentos marrón. Trabajar con una espátula me permitió teñir y agregar textura a medida que avanzaba. Una ilustración de un koala en un libro para niños me ayudó con la linda expresión '¡los koalas realmente no sonríen así!'