Pastel De Sandía Fresco

Me sorprendió cuando mi amigo me llamó y me preguntó si podía hacer un pastel de sandía. Al preguntarme por qué un pastel de sandía, me dijo que a su hijo le encantaba la sandía. Estaba un poco nervioso, pero lo tomé como un desafío.

Para empezar, compré una sandía para comprender la textura y el color. Hice 2 pasteles redondos de 8 pulgadas y un pastel de tazón.



Para el bizcocho agregué color rosa a la masa y para obtener el efecto de las semillas agregué chispas de chocolate. Usé crema de mantequilla para rellenar el pastel y le agregué un poco de color rojo, junto con chispas de chocolate.

Luego apilé cada capa. Para crear una corteza blanca, utilicé fondant blanco de aproximadamente 1/8 de grosor y cubrí mi pastel con él.

Para la parte exterior utilicé diferentes tonos de verde. Pinté mi pastel de sandía en etapas, dejé reposar durante aproximadamente media hora y finalmente lo dejé secar durante un mínimo de 6 a 8 horas.