¿Cómo puedo saber si tengo problemas de ira?

¿Cuándo fue la última vez que se sintió enojado? ¿Qué te hizo sentir así? Es posible que se haya sentido frustrado por su trabajo, relación o sus finanzas. Incluso puede haber sido debido a una situación que no lo involucró directamente. Todos experimentamos sentirnos enojados de vez en cuando, pero la forma en que expresamos este sentimiento varía de persona a persona.

Si bien es una reacción completamente normal, la ira puede convertirse en un problema cuando no se controla. Admitir que puede tener problemas de ira a menudo es difícil, especialmente cuando no puede identificar el problema por sí mismo, a menudo una tarea difícil. Entonces, ¿cómo puede saber si tiene problemas de ira?



¿Qué es la ira?

La Asociación Estadounidense de Psicología describe la ira como una emoción caracterizada por el antagonismo hacia alguien o algo que sientes que te ha hecho mal deliberadamente. La mayoría de nosotros reaccionamos a ciertas situaciones desencadenantes con expresiones externas de ira, pero eso no te convierte en una mala persona, te hace humano. La ira proporciona una salida para expresar sentimientos negativos, pero cuando se sale de control, puede causarle problemas a usted y a quienes lo rodean.

La ira es una emoción compleja que se expresa de diversas formas y por muchas razones diferentes. Para facilitar la comprensión, los expertos suelen referirse a tres expresiones de ira: ira pasiva, agresiva y asertiva.

Agresión pasiva

Algunas personas tienden a lidiar con su enojo guardándose sus sentimientos para sí mismos en lugar de expresarlos en el momento. Este es uno de los rasgos característicos de la ira pasivo-agresiva. En un intento por evitar la confrontación y mantener el control, es posible que se encuentre tratando de actuar como si todo estuviera bien cuando se enfrenta a una situación que lo enoja, manteniendo sus sentimientos reprimidos. Este tipo de ira a menudo te hace guardar rencor a las personas o hacer comentarios críticos sobre ellas a los demás.

Agresión abierta

La agresión abierta es un fuerte contraste con la ira pasivo-agresiva, ya que generalmente se expresa externamente, principalmente de una manera física o verbalmente agresiva. Las personas que expresan su enojo de esta manera a menudo lo hacen con el objetivo de lastimar a otros o destruir cosas para tomar represalias por actos que percibieron que les fueron cometidos injustamente. La agresión abierta es evidente en el acoso, el chantaje, los gritos y otros comportamientos violentos similares. El comportamiento abiertamente agresivo también es una señal de que puede estar lidiando con problemas de ira.

Ira asertiva

Lidiar con la ira de manera asertiva significa hacer el esfuerzo de comunicarse con calma, escuchar a la otra persona con atención, ser paciente, trabajar con sus emociones y llegar a una conclusión positiva.

Si bien esta es la forma más saludable de expresar la ira, a muchas personas a menudo les resulta difícil ignorar el impulso de decir lo que piensan en el fragor del momento. Puede que le digas o le hagas algo hiriente a alguien, y cuando pasa la adrenalina, te enfrentas a la culpa de tus palabras o acciones. Por lo tanto, es importante saber cuándo su enojo se convierte en un problema para usted y para los demás.

¿Cuándo se convierte la ira en un problema?

La ira es una emoción normal y saludable, pero cuando la ira comienza a descontrolarse y a afectar su vida o sus relaciones, es posible que tenga problemas de ira. Este es un fenómeno común. Un estudio de 2015 mostró que casi 1 de cada 10 adultos estadounidenses tiene problemas de ira impulsiva, mostrando una tendencia a perder los estribos, romper y romper cosas, o meterse en peleas físicas.

La ira puede haberse convertido en un problema si:

  • Estás enojado la mayor parte del tiempo
  • Se siente fuera de control o la emoción se siente incontrolable cuando está enojado
  • Tu enojo está afectando tus relaciones de manera negativa
  • Dices o haces cosas hirientes a las personas cuando estás enojado.
  • Tienes arrebatos violentos cuando estás enojado

Síntomas de problemas de ira

El sentimiento de enfado suele acompañar a algunos síntomas físicos y emocionales, que son normales si solo se presentan de vez en cuando. Si experimenta estos síntomas con más frecuencia y en un grado severo, puede ser una señal de que está lidiando con problemas de ira.

Síntomas físicos de problemas de ira

Al lidiar con una emoción fuerte como la ira, su cuerpo puede experimentar cambios físicos que pueden poner en riesgo su salud si no se tratan. Estos síntomas físicos incluyen aumento de la presión arterial, aumento de la frecuencia cardíaca, sensación de hormigueo, tensión muscular, dolores de cabeza y una sensación de opresión en el pecho.

Síntomas emocionales de problemas de ira

Una expresión externa de ira no es el único indicador de problemas de ira. Además, existen otros síntomas emocionales que puede experimentar al lidiar con problemas de ira, como: irritabilidad constante, rabia, frustración, ansiedad, estrés, culpa o sensación de estar abrumado.

¿Qué causa los problemas de ira?

Muchas cosas pueden causar problemas de ira: estrés, problemas económicos, abuso, conflictos familiares y más. Cuando estas situaciones se acumulan o se combinan, la ira y el resentimiento que sientes también aumentan, y eventualmente culminan en problemas de ira.

Las personas que provienen de una familia con antecedentes de problemas de ira también pueden tener más probabilidades de desarrollar problemas de manejo de la ira. Aunque todavía hay espacio para más investigación sobre la causa de los problemas de ira, hay algunas pruebas que indican Factores genéticos también puede influir en la forma en que se expresa la ira.

Luchar únicamente con problemas de ira no se considera una condición de salud mental, pero para algunas personas, los problemas de ira pueden provenir de una condición subyacente comodepresión, trastorno obsesivo compulsivo (TOC),alcoholo abuso de sustancias, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH),dolor, trastorno explosivo intermitente (IED),desorden bipolar,esquizofrenia, o trastorno negativista desafiante (ODD).

Sentirse enojado no siempre es un indicador de una afección subyacente, pero un profesional de salud mental con licencia puede ayudarlo a determinar si los problemas de ira pueden ser un síntoma de una afección más amplia.

¿Cómo controlo mi ira en el calor del momento?

Nadie quiere sentir que no tiene el control de sus emociones, pero los problemas de ira tienden a hacerte sentir así. Cuando se enfrenta a una situación agravante, hay una serie de estrategias que pueden ayudarlo a controlar su enojo y mantener sus emociones en un nivel normal y saludable.

Aquí hay algunas tácticas para probar:

  • Sea consciente de las señales de advertencia y observe los cambios físicos y emocionales en su cuerpo y estado de ánimo que resultan de su enojo. Esto le ayudará a decidir la mejor manera de reaccionar ante la situación antes de actuar.
  • Respire profundamente y cuente hasta 10 antes de actuar para ayudar a reducir la intensidad de su ira.
  • A veces, alejarse de una situación te da espacio para pensar y actuar con calma.
  • Cuando tenga una discusión acalorada con alguien, tómese el tiempo para escuchar lo que tiene que decir y evite sacar conclusiones precipitadas sobre sus intenciones debido a la ira.
  • Realizar ejercicios como correr, nadar o andar en bicicleta puede ayudar a liberar parte de la energía que, de otro modo, podría haberse convertido en una agresión abierta.
  • Cuando se encuentre en una situación frustrante o enojosa, también puede distraerse dándose una ducha, saliendo a caminar, escribiendo en un diario o escuchando música, para evitar decir o hacer algo hiriente.

Muchas personas luchan con problemas de ira y esto daña las amistades, las relaciones familiares y las relaciones laborales. Pero hay formas de afrontarlo. Un profesional de la salud mental puede ayudarlo a descubrir la causa de su enojo y desarrollar estrategias que lo ayuden a lidiar con los problemas del enojo.

Manejo de la ira: Cómo obtener ayuda para problemas de ira

Control de la ira se trata de ser capaz de reconocer los signos de enojo y aprender a mantener el control durante una situación de enojo al lidiar con su enojo de una manera responsable y constructiva. Enclases de manejo de la ira, se anima a las personas a identificar los desencadenantes de la ira y a aprender a resolverlos con asertividad y control. El objetivo del manejo de la ira no es evitar que se sienta enojado o enseñarle a contener la ira. En cambio, le permite expresar su enojo de manera adecuada y en un entorno saludable y adecuado.

El manejo de la ira es una forma útil de controlar los problemas de la ira, y puede adquirir esta habilidad por su cuenta, con la ayuda de libros de autoayuda o mediante recursos en línea. Asistir a clases de manejo de la ira le dará un enfoque más práctico y práctico para lidiar con los problemas de la ira, al igual que trabajar con unterapeuta licenciadoconocedor de las habilidades para el manejo de la ira.

Las sesiones de manejo de la ira también se enfocan en enseñar estrategias específicas para lidiar con la ira, temas como: control de impulsos, mayor autoconciencia, meditación, técnicas de respiración, estrategias de relajación, reflexión personal y conciencia emocional. Las clases de manejo de la ira también pueden ayudarlo a rastrear la causa de su enojo. Encontrar la fuente de su enojo puede ser de gran ayuda para prevenir problemas futuros con su temperamento. Hablar con alguien que haya asistido a clases de manejo de la ira en el pasado también puede darte una idea de la mejor opción para ti, así como de lo que puedes esperar de las clases.

Si bien puede llevar tiempo encontrar el programa de manejo de la ira adecuado, puede consultar con su proveedor médico o con un profesional de salud mental con licencia para derivarlo a un programa o consejero adecuado. Los terapeutas están capacitados para proporcionar técnicas y estrategias que pueden ayudarlo a lidiar con su enojo. También puede buscar recomendaciones y recursos en sitios de confianza.sitios web con recursos sobre la ira, blogs, grupos de apoyo en línea y libros.